• Imprimir

Modelo organizativo

La cooperación y el trabajo conjunto de profesionales expertos en las múltiples disciplinas que intervienen en el proceso de donación y trasplante, por un lado, y la estrecha colaboración entre éstos y la Administración sanitaria, por otro, son los ejes del actual modelo organizativo. Este funciona mediante una red integrada por:

El establecimiento, por parte del Departamento de Salud de la Generalidad de Cataluña, de una organización dirigida a la obtención de órganos y tejidos y el alto nivel científico de los profesionales sanitarios y los centros hospitalarios, favorecieron el desarrollo de las actividades de donación y trasplante en los hospitales de Cataluña.

 Por otro lado, el incremento de enfermos tributarios de trasplante, la logística requerida para la extracción y el intercambio de órganos y tejidos, así como la necesidad de racionalizar y rentabilizar los recursos existentes evidenciaron la conveniencia de crear primero el modelo catalán de trasplante (1984) y, posteriormente, recogerlo bajo la denominación de OCATT.

Funcionalmente, en el ámbito externo, la organización tiene la colaboración de los profesionales que intervienen en los procesos de donación y trasplante (a través de las comisiones asesoras), mientras que en el ámbito interno dispone de una dotación propia de personal integrada por la Dirección, el Equipo Técnico, la Unidad Administrativa y la Unidad de Coordinación del Intercambio de Órganos (UCIO).

Información relacionada

  • La Organitzación Catalana de Trasplantes, la OCATT
    La OCATT es la organización responsable de planificar, ordenar y coordinar las actividades relacionadas con la extracción, la conservación, la distribución, el trasplante y el intercambio de órganos y tejidos para utilizarlos con finalidades terapéuticas en Cataluña.

Cataluña tiene una extensa red de centros que realizan actividades relacionadas con la donación y el trasplante. Para practicarlas es necesario disponer de una autorización administrativa del Departamento de Salud de la Generalidad de Cataluña, de acuerdo con el cumplimiento de los requisitos técnicos establecidos por las disposiciones legales vigentes sobre esta materia y con los criterios de planificación sanitaria definidos por el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut).

Esta autorización, que debe renovarse periódicamente, se concede de forma específica según el tipo de actividad que tenga que desarrollar, ya sea generadora, trasplantadora o de banco de tejidos, según los recursos de que dispone el centro y también según el tipo de órgano o tejido que tenga que trasplantar, implantar o bien almacenar y distribuir como es el caso de los bancos de tejidos.

El banco de tejidos es aquella unidad encargada de la selección, procesamiento, almacenamiento, distribución y seguimiento de las células y los tejidos.

 Los tejidos y las células son procesados ​​según el objetivo que se persigue. Normalmente el procesamiento consiste en aplicar técnicas de limpieza, descontaminación, controles de calidad y análisis microbiológicos. Durante el procesamiento se asigna a cada tejido un código de identificación que permite garantizar en todo momento su trazabilidad.

Los tejidos y células ya procesados ​​quedan almacenados en cuarentena hasta que se verifica que cumplen las especificaciones del banco y, por lo tanto, que son aptos para ser implantados. El almacenamiento está controlado en todo momento y debe garantizar las condiciones de estabilidad, calidad y seguridad de los tejidos y células.

Cuando un ciudadano lo precisa, es su médico el que solicita al banco el tejido necesario. El mismo banco busca la máxima compatibilidad entre las unidades disponibles y los requerimientos específicos para el paciente. En casos especiales se pueden solicitar, al banco, tejidos que habitualmente no se obtienen, buscando así soluciones a medida de la necesidad.

El proceso se completa cuando el cirujano informa de que el tejido ha sido implantado en el receptor y facilita los datos de su seguimiento, de esta forma se dispone de la información completa desde el donante hasta el receptor, asegurando así la trazabilidad de cada pieza.

El coordinador hospitalario de trasplantes es una figura básica para el buen funcionamiento de un modelo organizativo de trasplantes. Es el responsable, dentro de su hospital y su área de referencia, de obtener el máximo número de órganos y tejidos, de garantizar la calidad y de evaluar todo el proceso.

En cada hospital de Cataluña autorizado por el Departamento de Salud para la generación y el trasplante de órganos y tejidos hay un coordinador con perfil de médico especialista y dedicación total o parcial a la coordinación, según el número de programas de trasplante y el volumen de actividad del centro. En los hospitales con mayor actividad trasplantadora, el coordinador dispone de un equipo de profesionales integrado por personal médico y de enfermería.

Funcionalmente, el coordinador está adscrito a la dirección médica de su hospital, y actúa con independencia de los programas de trasplante del centro.

El Laboratorio de Histocompatibilidad de Cataluña, que pertenece al Servicio de Inmunología del Hospital Clínico y Provincial de Barcelona, dispone de autorización administrativa del Departamento de Salud para actuar como laboratorio de referencia en Cataluña para el estudio de la compatibilidad donante-receptor.

Practica las determinaciones de los antígenos linfocitarios humanos (tipificación HLA), los anticuerpos anti-HLA y las pruebas cruzadas entre donante y receptor para conocer su compatibilidad.

También coordina, junto con la OCATT, la distribución de riñones entre el hospital generador y el hospital trasplantador dentro del ámbito de Cataluña. La coordinación del intercambio renal con el resto del Estado y con el extranjero se realiza a través de la OCATT, que gestiona todos los trámites necesarios para la distribución y traslado del órgano.

Las comisiones asesoras son grupos de profesionales que tienen, entre otras funciones, proporcionar a la OCATT, y como consecuencia al Servicio Catalán de la Salud y el Departamento de Salud, información y opinión en materias sanitarias concretas, útiles para la planificación y la racionalización de los recursos disponibles, para poder ofrecer a la población el acceso a la asistencia sanitaria más adecuada a sus necesidades.

En cuanto a los trasplantes, se han creado diferentes comisiones asesoras con la finalidad de debatir aspectos científicos, técnicos, éticos, legales y organizativos relacionados con esta actividad y de colaborar con la OCATT en el desarrollo de las funciones de asesoramiento al Departamento de Salud que tiene asignadas.

Cada una de las comisiones está formada por profesionales expertos en el tema y por representantes de la OCATT.

Actualmente existen las comisiones asesoras siguientes:

  • Comisión Asesora de Trasplante Hepático
  • Comisión Asesora de Trasplante Cardiaco
  • Comisión Asesora de Trasplante Pulmonar
  • Comisión Asesora de Trasplante Renal y Pancreático
  • Comisión Asesora de Trasplante de Tejido Osteotendinoso
  • Comisión Asesora de Trasplante de Tejido Corneal
  • Comisión Asesora de Trasplante de Células Progenitoras de la Hematopoyesis
  • Comisión Asesora de Trasplante de Tejido Vascular
  • Comisión Asesora de Obtención de Órganos y Tejidos

 

Para alcanzar sus fines, estas comisiones tienen las funciones siguientes:

  • Elaborar y actualizar los criterios médicos de indicación del trasplante que asesoran, de acuerdo con los resultados de la investigación propia y de la literatura científica internacional.
  • Elaborar y revisar los protocolos de actuación en relación con la obtención, distribución y trasplante de órganos y tejidos.
  • Velar por la equidad en la gestión de los pacientes que están pendientes de un trasplante.
  • Proponer estudios para demostrar la eficacia de cada modalidad de trasplante.
  • Elaborar informes y aconsejar sobre aquellas cuestiones relacionadas con la donación y trasplante que le formule el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) y el Departamento de Salud a través de la OCATT.

El REDMO se creó en 1991 a iniciativa de la Fundación Internacional Josep Carreras para la lucha contra la leucemia, con el apoyo (establecido en un convenio de colaboración) del Departamento de Salud de la Generalidad de Cataluña.

Mediante este convenio, la Administración sanitaria catalana se compromete a la financiación de las determinaciones de los antígenos linfocitarios humanos (tipificación HLA) de los donantes catalanes inscritos en el REDMO, y la financiación de la gestión de las búsquedas de donantes en los registros internacionales, para los enfermos de Cataluña que no dispongan de un donante familiar compatible.

El REDMO es el responsable del registro de donantes de médula ósea de todo el Estado y de la gestión de las búsquedas, su registro y los registros internacionales, para todos los enfermos españoles que necesiten un trasplante de un donante no familiar.
También se encarga del registro de las unidades de sangre de cordón umbilical disponibles para trasplante en los bancos españoles y de gestionar la búsqueda en los bancos internacionales.

Finalmente, promueve la donación de células progenitoras de la hematopoyesis (células madre de las células sanguíneas), de la médula ósea y de la sangre de cordón umbilical.